Uno de los electrodomésticos más utilizados en los hogares, es sin duda la lavadora. Ella puede ahorrarte mucho tiempo con sus servicios, sin embargo, pocas personas le dan importancia a su mantenimiento. Si bien, la prevención de averías es el mejor método de cuidar los equipos de línea blanca, también se debe tomar en cuenta que su reparación no siempre es barata.

A continuación, enlistamos una serie de consejos para el buen uso de las lavadoras:

  • Revisa periódicamente las mangueras y sustitúyelas si se ven agrietadas, abultadas o con fugas.
  • Asegúrate que tu lavadora esté a una distancia de cuatro pulgadas de la pared, para prevenir que las mangueras se doblen.
  • Nivela tu lavadora girando las patas para bajarlas o subirlas. Puedes colocar un vaso con para hacerlo con facilidad.
  • Limpia regularmente el filtro de pelusas.
  • Lava tu lavadora haciéndola funcionar regularmente con un líquido limpiador para lavadoras especial. También puedes utilizar agua caliente, vinagre y bicarbonato de sodio.
  • Deja abierta la puerta de la lavadora después de utilizarla, para evitar que se huela a humedad.
  • No rebases la capacidad de carga de tu lavadora.
  • Utiliza detergente bajo en espuma.